Anuncio2

Tren Talgo







Talgo significa ‘Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol’. Los tres primeros términos aluden a la característica del tren y los apellidos corresponden a los del ingeniero que lo creó, Alejandro Goicoechea, y a su financiero y promotor, José Luis Oriol. El modelo que aparece en la ilustración es del Talgo III, el tren que consiguió imponerse en el mundo.



Tren Talgo, siglas de 'Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol', en descripción de sus características y en recuerdo de su inventor y de su promotor. 

Los principios básicos de estos trenes son: ligereza, bajo centro de gravedad, articulación entre coches o vagones y gran confortabilidad para los viajeros. Como consecuencia de estos principios básicos (algunos aplicados en trenes de alta velocidad), los trenes Talgo tienen un peso muy ligero (un 50% menos) y un coste de adquisición (por plaza) inferior a los de un coche o vagón de un tren convencional.
Desde 1942, cuando se constituyó la sociedad Patentes Talgo SA, el tren ha ido mejorando; Talgo I (1942), Talgo II (1950), Talgo III (1964); Talgo RD (1968), que pone a punto un sistema de rodadura desplazable para los trenes, que automáticamente les permitió pasar del ancho de vía español (1.668 mm) al internacional (1.435 mm) e incorporó la suspensión neumática; Talgo RD Camas (1974), que añadió cabinas con cama; Talgo Pendular (1980), que incorporó un sistema técnico que fue la forma más económica y segura de aumentar la velocidad en curvas, sin modificar las características geométricas de éstas, compensando la insuficiencia del peralte y sin verse afectada la confortabilidad de los viajeros; y Talgo Camas Gran Clase (1987) que superó los 200 km/h. Hoy el Talgo circula con éxito por la red ferroviaria española y por la de otros países. Véase también Ferrocarril; Diseño español.

viernes, 10 de septiembre de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíe su comentario.

Anuncio3

Entradas populares

Seguidores