Anuncio2

Ferrocarril Transiberiano






Novosibirsk, Rusia
Novosibirsk es la principal ciudad de Siberia, la vasta región del norte de Asia que se extiende al este de los montes Urales. Como la mayor parte de los centros urbanos de Siberia, la población está localizada en sector meridional, a lo largo del ferrocarril Transiberiano que aparece en la imagen. La región siberiana se encuentra escasamente poblada.






El Transiberiano a su paso por Vladivostok, Rusia
El ferrocarril Transiberiano conectaba la economía de Siberia con el resto del mundo y ha estimulado su desarrollo comercial e industrial, asociado con el crecimiento real de la población. Los 8.000 km del Transiberiano, la línea ferroviaria más larga del mundo, cruzan un extenso territorio, en su mayoría, la parte asiática de la antigua Unión Soviética, en la actualidad, Rusia. El Expreso Transiberiano es en realidad el tren Rossiya, que sigue realizando un trayecto de dimensiones épicas y siendo una conexión entre el este y el oeste de Siberia, y un símbolo permanente de lo que fue la unidad rusa en un mundo revolucionario. En los itinerarios de los ferrocarriles rusos no hay ningún tren Transiberiano; sin embargo, hay un Rossiya que circula diariamente, durante todo el año, de Moscú a Vladivostok. Hay también dos trenes a la semana que realizan prácticamente la misma ruta hasta Beijing: uno es el tren ruso TransManchuriano (vía Harbin) y el otro el chino TransMongoliano.

Ferrocarril Transiberiano, la mayor parte de la ruta ferroviaria desde Moscú, pasando por las estepas de Siberia, hasta el puerto pacífico de Vladivostok. Comenzó a planificarse en la década de 1880, motivada en parte por las ambiciones militares, pero sobre todo por el deseo de colonizar las tierras cultivables del este, entonces vírgenes, que aliviarían la superpoblación de la Rusia europea, y de explotar sus recursos minerales.
La fuerza que impulsó la decisión de construirlo fue la voluntad del zar Alejandro III. En 1890, el ferrocarril se adentraba unos 2.000 km hacia el este, desde Moscú hasta Chelíabinsk. En 1891-1892 se inició la construcción del tramo que unía este punto con Vladivostok; estaba terminado en 1904. Limitarse a territorio ruso habría supuesto un desvío por los difíciles terrenos del este del lago Baikal. Por tanto, en un principio y gracias a un acuerdo de 1896 con China, se siguió una ruta mucho más corta y más fácil por el este de Chita, atravesando Dongbei Pingyuan (Manchuria) y siguiendo el trazado de los Ferrocarriles Orientales de China, que se realizó entre 1897 y 1904 con capital privado. El viaje de Chelíabinsk a Vladivostok por esta ruta era de 4.045 kilómetros. Sin embargo, la Guerra Ruso-japonesa de 1904-1905 descubrió la vulnerabilidad de la ruta manchú y se optó por la alternativa rusa, que se construyó entre 1908 y 1914, con un coste por kilómetro dos veces superior a cualquier otro tramo del Transiberiano. Este tramo forma parte de los 9.297 km de la ruta actual del Transiberiano (que va desde Moscú hasta Omsk pasando por Yekaterinburg, no por Chelíabinsk). La vía única original quedó casi colapsada por el tráfico en la guerra con Japón. Esto hizo que se duplicara casi en toda su longitud en 1918. La electrificación de todo el recorrido se realizó entre 1950 y 1970.
Los trenes de carga transiberianos, tráfico dominante de esta ruta, están entre los más utilizados del mundo. Los minerales y los productos frescos son elementos importantes de este transporte, y los segundos precisan una gran flota de vagones refrigerados debido a las distancias. El ferrocarril es hoy una ruta terrestre competitiva para el tráfico de contenedores entre el Lejano Oriente y Europa Central o Escandinavia.
Hasta la Revolución Rusa de 1917, International Wagons-Lits Company tuvo un contrato con el zar para el funcionamiento de un Expreso Transiberiano real entre Moscú y Harbin, en Dongbei Pingyuan (Manchuria). Era un viaje de nueve días y, además de coches cama y vagones restaurante, el tren contaba con capilla, biblioteca y sala de música, una peluquera y una enfermera. En 1994, el tren diario de pasajeros que cubre la distancia completa entre Moscú y Vladivostok tardaba seis días.

Fuente: Encarta

sábado, 4 de septiembre de 2010

Ferrocarril transcontinental







Locomotoras procedentes del este y oeste de Estados Unidos entraron en contacto en Promontory, Utah, donde se reunió una multitud para contemplar el enlace de las compañías Union y Pacific Railroads, el 10 de mayo de 1869. Esta primera línea ferroviaria transcontinental abrió al Oeste los suministros y recursos procedentes del Este y constituyó el principal medio de transporte de los colonos en el Oeste.

Anuncio3

Entradas populares

Seguidores