Anuncio2

Cómo funciona un cohete







El principio del cohete puede demostrarse  con un globo.



















No cabe duda de que habréis visto  algunas veces en los jardines esas ruedas giratorias que sirven para re-  gar las plantas. El agua brota de los  orificios de un brazo rotatorio, y éste gira en sentido contrario al del  agua. El célebre físico inglés Isaac  Newton describió dicho fenómeno,  extrayendo del mismo una ley muy  importante: a cada acción (en nuestro caso, la salida del agua a través  de los orificios) corresponde una  reacción igual, pero de sentido contrario (la rueda gira a la misma velocidad que el surtidor de agua, pero en sentido contrario). Este mismo principio explica por qué, cuan-  do un cazador efectúa un disparo  (acción), advierte un contragolpe en  el hombro contra el que mantiene  apoyada la culata del fusil (reacción). Este principio tiene una gran  aplicación en los cohetes, en los  que unos gases muy comprimidos  son expulsados violentamente por  un extremo y, por reacción, todo el   cohete recibe un impulso en sentido contrario al de la dirección de  salida de los gases.  Como es lógico, cuantos mayores  sean las fuerzas a vencer, tanto mayor será el impulso inicial: para elevar a un Saturno V, por ejemplo, hacen  falta 15 toneladas por segundo  de keroseno y oxígeno líquido.  

miércoles, 16 de marzo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíe su comentario.

Anuncio3

Entradas populares

Seguidores