Anuncio2

Los Torpedos






Torpedo, arma submarina autopropulsada, cargada con explosivos y equipada con un sistema interno de guía que controla dirección, velocidad y profundidad. Un torpedo típico tiene forma de puro, mide unos seis metros de largo, 53 centímetros de diámetro y pesa 1.361 kilogramos. Los torpedos son el arma principal de los submarinos. Durante la II Guerra Mundial los torpedos fueron también las principales armas de los torpederos de patrulla (PT, del inglés patrol torpedo boat). Además, los buques y aviones antisubmarinos también están equipados con torpedos.
Los torpedos modernos se clasifican en torpedos eléctricos y torpedos de vapor. Los torpedos de vapor alcanzan velocidades de 25 a 45 nudos y distancias de 4.367 a 27.350 metros. Sus cuatro componentes principales son la cabeza, la sección del depósito de aire, la sección posterior y la sección de cola. La cabeza contiene de 181 a 363 kilogramos de explosivos. El depósito de aire forma una tercera parte del torpedo y contiene tanques de aire comprimido, de combustible y de agua para el sistema de propulsión. La sección posterior contiene las turbinas de propulsión y los dispositivos de control de la dirección y de la profundidad. La sección de cola contiene los timones, las válvulas de escape y las hélices. El torpedo eléctrico es similar al torpedo de vapor excepto que en lugar del depósito de aire hay una batería y en vez de turbinas un motor eléctrico. Dado que los torpedos eléctricos son más difíciles de detectar que los torpedos de vapor, cada vez se fabrican más.
2
LANZAMIENTO
Hay diferentes métodos de lanzamiento. Un submarino tiene cañones fijos en la proa y la popa, desde los que se expulsan los torpedos por aire comprimido. Esto se puede hacer con el submarino en la superficie o sumergido. Los barcos también tienen cañones similares a los de los submarinos, pero éstos se pueden apuntar con independencia de la orientación del barco. El torpedo se lanza haciendo explotar una carga de pólvora. Los aviones pueden dejar caer torpedos desde trampillas especiales mientras vuelan a baja altitud. Los PT, ya obsoletos, lanzaban torpedos desde rampas de lanzamiento que los dejaban caer en el agua.
Por lo general, los torpedos se orientan hacia su objetivo vigilando de forma electrónica los ruidos submarinos. Algunos se dirigen hacia el ruido que produce el barco o el submarino y otros emiten impulsos de sonido y se dirigen hacia los ecos que proceden de su objetivo. Los torpedos estallan al golpear el casco de su objetivo o emplean un sensor magnético para explotar cerca de la nave enemiga. La fuerza de la explosión puede hundir el barco o el submarino o debilitar tanto su estructura que las turbulencias marinas acaben por partirlo.
3
DEFENSAS CONTRA LOS TORPEDOS
Se han utilizado varios tipos de medidas contra los torpedos tanto en los puertos como en el mar. Las redes antitorpedo, fabricadas con anillos de acero entrecruzados, protegen de modo eficaz los barcos anclados. Algunos grandes barcos tienen en la parte externa del casco cámaras llenas de aire, combustible o agua. Estas cámaras pueden absorber la mayor parte de la onda expansiva del torpedo sin que produzca resultados catastróficos. Todos los barcos militares, y algunos comerciales, están divididos en compartimentos, con lo que las zonas dañadas pueden cerrarse evitando así el hundimiento del barco. Sin embargo, las naves pequeñas no disponen de estos sistemas y se ven obligadas a detectar el torpedo si quieren evitar un desastre. La mayor protección se la proporcionan los sistemas detectores llamados radar y sonar, que indican la presencia de naves o aviones enemigos.
4
HISTORIA
Hasta la última parte del siglo XIX, el término torpedo se refería más bien a los dispositivos explosivos colocados o remolcados que hoy en día se llaman minas. Las primeras minas se usaron durante el asedio español de Amberes en 1585. En 1776, el inventor estadounidense David Bushnell construyó un torpedo que utilizó en un intento fallido de hundir un barco británico anclado en el puerto de Nueva York. El ingeniero estadounidense Robert Fulton hundió un pequeño barco en la costa de Brest (Francia) en una demostración de un torpedo similar. Sin embargo los torpedos colocados o remolcados acabaron por desaparecer frente a los autopropulsados. El primero de éstos fue desarrollado por el ingeniero inglés Robert Whitehead en 1864. Este torpedo se propulsaba gracias a un motor, alcanzaba una velocidad de 15 a 20 nudos y tenía un alcance de 914 metros. Transportaba 15 kilogramos de explosivos y podía prepararse para viajar de 1,5 a 4,5 metros bajo la superficie del mar.
El Mark 48 es uno de los torpedos más modernos de la Armada de Estados Unidos. Dispone de capacidades mejoradas contra los nuevos submarinos de inmersión rápida. Tiene un alcance de 38 kilómetros y es la principal arma táctica de los submarinos nucleares de ataque. Se lanza desde los cañones de proa y, durante la mayor parte de su trayecto, se guía hacia el objetivo gracias a las órdenes que recibe mediante un alambre que se desenrolla detrás de él. Después se dirige hacia el objetivo gracias al sonar.


martes, 8 de febrero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíe su comentario.

Anuncio3

Entradas populares

Seguidores